btprevio.gif (1202 bytes) btrecorrido.gif (1247 bytes)

barra.gif (6012 bytes)

Solamente se contempla en esta Hermandad el culto a la Virgen de los Dolores, que hace estación de Penitencia en paso de palio.

No se conocen datos concretos de la autoría de la talla de la Virgen, aunque expertos en el tema aseguran que su antigüedad se puede fechar entre 1730 y 1736. Según el profesor Sánchez Peña, su procedencia puede ser genovesa, escuela muy afincada en esta ciudad durante el siglo XVIII y dedicada en gran parte a la escultura policromada. La afirmación se basa fundamentalmente en el material empleado, el abedul, muy utilizado por estos artesanos en sus obras.

La cabeza y el busto son completos de abedul, el torso es de cedro, pino y abedul. Los brazos son fijos dado que lleva las manos unidas, se sostiene con riostras de cedro con clavos de fabricación artesanal, propios del siglo XVIII.

En 1904 fue restaurada por el sevillano Manuel Gutiérrez Reyes Cano, que le colocó los ojos de cristal, sustituyendo los de cascarilla primitivos, no tocándose la policromía de la obra.

Existe otra imagen realizada por José Montes de Oca en 1729 que actualmente se encuentra en la hornacina que se encuentra en la calle Sagasta.

Paso de Palio:

Hasta 1943 procesionó en un paso de templete construido en 1846.

El palio del paso actual, estrenado en 1943, está bordado en oro sobre terciopelo negro, fue realizado en los talleres sevillanos de Esperanza Elena Caro sobre dibujos del arquitecto Ignacio Gómez Millán.
La orfebrería de los respiraderos y de la peana es de Seco Velasco, también de 1943.

Los varales se sustituyen por otros de los talleres de viuda de Villarreal en 1978. En 1981, estos mismos talleres reforman los respiraderos para colocar una artística capilla.

Los candelabros de cola fueron donados por el antiguo alcalde de Cádiz Jerónimo Almagro y Montes de Oca; cincelados en los talleres de Viuda de Villarreal en 1978; las ánforas y el resto de la candelería son del mismo taller.




Consultas y sugerencias