btprevio.gif (1202 bytes) btvirgen.gif (1213 bytes) btvirgen.gif (1213 bytes) btrecorrido.gif (1247 bytes)

 

HERMANDAD SACRAMENTAL, ESCLAVITUD Y COFRADÍA DE PENITENCIA DE NUESTRO PADRE JESÚS CAUTIVO Y RESCATADO Y MARÍA SANTÍSIMA DE LA TRINIDAD

IGLESIA PARROQUIAL DE SANTA CRUZ

barra.gif (6012 bytes)

El culto a esta imagen tiene su origen en la gran devoción existente en Madrid a una talla de Nuestro Padre Jesús que fue rescatada en 1682, y tras arduas gestiones, por los padres trinitarios a los moros tras haber caído en su poder en el año 1681, durante el asalto a la fortaleza norteafricana de "Mamora".

En Cádiz, la devoción a esta imagen se plasmaba alrededor de un cuadro, propiedad del matrimonio formado por Eladio Campe y Eloisa Martín, que favorecían esta devoción permitiendo el acceso a su domicilio de cuantos deseasen venerar la imagen.

Ante el aumento del número de devotos, se decide exponerlo a los fieles el primer viernes del mes de marzo de los años 1936 y 1937. En octubre de 1937 se celebra en la parroquia de Santa Cruz una novena ante el cuadro; dada la gran afluencia de fieles, y ante la creencia de que la imagen de Madrid había sido destruida durante la guerra, el matrimonio Campe decide encargar un talla a su cargo a imagen de la madrileña.

Este mismo año de 1937 se crea la Junta Organizadora de Cultos a Nuestro Padre Jesús Cautivo y Rescatado, estableciéndose en la parroquia de Santa Cruz.

En 1938, una vez realizada la talla, y autorizado su culto por el Vicario Capitular don Eugenio Domaica, sale por primera vez durante la Semana Santa, formando parte del cortejo del Santo Entierro.

En 1940 y 1941 hace estación de penitencia de forma independiente, aunque la iniciaba a las 15,00 horas. En 1942, y por circunstancias especiales, no procesiona. A partir de 1943 realiza su salida procesional a las dos de la madrugada del viernes Santo y rezando el Vía Crucis.

En 1950 se concede capilla propia en la iglesia de Santa Cruz.

En 1952 se aprueban los Estatutos de la Hermandad, congelados hasta entonces por no haber contado con capilla propia.

En 1977 procesiona por primera vez la Virgen de la Trinidad.

Es digna de mención la gran devoción que recibe este Cristo, manifestándose ésta, todos los años, el primer viernes de marzo, en el besapiés de dicha imagen.




Consultas y sugerencias