btprevio.gif (1202 bytes) btvirgen.gif (1213 bytes) btrecorrido.gif (1247 bytes)

barra.gif (6012 bytes)

La talla de la Virgen del Buen Fin se debe al escultor gaditano Miguel Láinez Capote, datando de 1950. Es una talla de candelero policromada al óleo. Fue restaurada por Juan Miñarro en 1997.

Paso de Palio:

El palio es de terciopelo gránate, con bordados de aplicaciones en oro realizados en el Colegio del Salvador de Jerez de la Frontera, 1961.

Los respiraderos y varales son de los talleres sevillanos de Jesús Domínguez, 1961.

La candelería es sencilla, de estilo neoclásico constando de noventa piezas. Los candelabros de cola constan de nueve brazos cada uno, y el juego de ánforas en alpaca plateada es obra del taller Marmolejo de Sevilla, año 1970.

En 1998 estrenó Peana para la Virgen del Buen Fin, realizada en alpaca repujada y plateada por Fernando Marmolejo en 1942 para la Hermandad sevillana de la Carretería, a la cual ha sido adquirida, siendo restaurada por el taller de orfebrería de don Luis Lerdo de Tejada de Sevilla.




Consultas y sugerencias